Richard Quinn Primavera / Verano 2018 Informe del espectáculo Ready-to-Wear

B.Registre el día en que un traje de gimp caminó por la sala de madera Tudor Revival de la antigua libertad. El sábado por la mañana, el joven Richard Quinn organizó el partido improbable en una colaboración altamente fetichista con los grandes almacenes Twenties. «Es agradable que acojan con beneplácito la idea», dijo un Quinn casual después del espectáculo, sin parecer el teatro socavado que salió de su cabeza. «Sabía exactamente lo que quería y lo que no», recordó Anna Buruma, directora de archivo de Liberty, quien guió a Quinn a través de los famosos estampados florales que son el legado del negocio.

Evitó las microflores más conocidas, llevó las impresiones a su estudio en Peckham, las explotó y las aplicó a su estética distintiva BDSM: esos trajes y máscaras que lo llevaron a los londinenses locales después de su show de graduación en Central Saint La fama de la moda de Martins fue importante en 2016. La colaboración de Quinn’s Liberty se basó en esta idea y amplió su repertorio con cortes muy abultados, flores en papel de plata que crujieron mientras corría por la pasarela y un traje de falda bustier realmente genial los años cuarenta en azul y verde.


«Se trata de poner las huellas en un contexto moderno más audaz y llevar mi punto de vista al viejo mundo de la libertad», dijo Quinn, «para llevarlo adelante». La tienda lo contactó cuando vieron algunas de sus huellas en su show de clausura. «Hemos estado buscando un tiempo para presentar las telas Liberty a los jóvenes diseñadores. En la década de 1960 trabajamos con diseñadores como Jean Muir», dijo James Millar, Director de Diseño de Liberty. «Su trabajo tiene una ventaja que le impide ser inocente».

Por decirlo suavemente. Si muchas de las impresiones de Liberty tenían un toque de twee en inglés, no sabían qué las golpeaba. El legado de Liberty se ha torcido y distorsionado por la molesta apropiación de Quinn y se le ha dado exactamente la inyección subversiva que necesitaba, así como el segundo día de la Semana de la Moda de Londres, cuyo nuevo diseñador estrella Quinn podría ser pronto. Como parte de una nueva generación de diseñadores extraños y maravillosos como Matty Bovan, Charles Jeffrey y Michael Halpern, él es exactamente el futuro que Londres necesita.