Citas ámbar, clasificado | Investigador de Dublín

3.9 (78%) 17 votes

La escuela es un infierno para Eddie (Fionn O’Shea), el hijo tímido, torpe y gay de un soldado que esquiva y derrota a sus colegas todo el tiempo mientras trata desesperadamente de encajar con las personas que son demasiado sexuales y caminar con ellos. realizar rituales de cortejo en el patio de una escuela de una pequeña ciudad alrededor de 1995.

Un contratiempo temprano ve a Eddie tambaleándose, cojeando y encogiéndose de horror en algunos lugares cuando besa a un compañero de clase. Aunque el encuentro juega como una rutina de Jerry Lewis, es suficiente para que tus compañeros de clase apunten a otro para un cambio.

Cuando sus compañeros de clase no hacen tiros a Eddie ni a los demás, arrojan homofobia a Amber (Lola Petticrew). Amber es un solitario. Ella usa un colorido peinado Riot Grrrl, un sentido inusual de la ropa y siempre lee un zine o dibuja el suyo. En este mundo de uniformes escolares grises, en el que la heteronormatividad es primordial, Amber también puede pintarle un ojo de buey.

Eddie reconoce la situación de Bernstein como propia, pero como todo lo demás en su vida, no hará nada al respecto. Es Amber quien toma la iniciativa y sugiere que los dos entren en una relación cómoda hasta que termine la escuela. Su enfoque es tan sutil como un ladrillo en la cabeza cuando arroja una piedra a Eddie, quien lo empuja de su bicicleta antes de hacer la sugerencia.

Petticrew y O’Shea son sin duda el elemento sobresaliente de Saliendo con ámbar. Petticrew, dado que Amber es una presencia poderosa, habla como si estuviera mordiendo cada palabra que sale de su boca. Si bien su giro es divertido, habla de la tragedia en la historia de fondo de los personajes. Ella es una chica dura, pero también tiene un lado juguetón.

En el papel de Eddie, O’Shea canaliza elementos de su personaje Ned de 2016 Diablo bonito, pero al final Eddie es más infeliz y mata a un personaje. Ned pudo haber estado al final del orden jerárquico de su escuela, pero este personaje tenía más influencia sobre quién era y de qué se trataba que Eddie.

En otra era, O’Shea podría funcionar bien porque el incómodo actor principal está involucrado en un romance de mierda. La conexión incorrecta entre Amber y Eddie es mucho más caótica que las viejas imágenes de paleontólogos y herederos de Daffy, pero algunos de los mismos trucos son importantes.

El «Mile End» de Pulp sobre los créditos iniciales sugiere los altibajos de la historia «Oh, es un desastre, está bien». Jarvis Cocker nos prepara para el siguiente drama juvenil.

Eddie es el más abotonado de los dos. En casa, el fugaz regreso de su padre de una misión de paz de un mes trae más problemas a la vida de Eddie. Los padres de Eddie, Ian (Barry Ward) y Hannah (Sharon Horgan) se esfuerzan por mantener a raya sus frustraciones. Eddie se siente obligado a seguir los pasos y peleas de su padre con los ojos en un barco cadete a través del entrenamiento del ejército.

La habitación de Eddie está adornada con joyas militares y carteles. Estos hombres del ejército machista en la pared tienen un significado diferente para el público y combinan los sueños de un niño con los deseos de un joven. Amber lo dice sin rodeos: “Jesús. Así es como debe verse el interior de tu cerebro gay. «

La filmación del director David Freyne es impulsiva y arroja emociones y acción al público con la intensidad de un corazón que late. La escritura funciona principalmente, especialmente cuando se trata de Eddie y Amber, pero desafortunadamente hay muchos aspectos de la película que fallan.

Saliendo con ámbar corre con la misma energía hormonal que sus personajes. La película es susceptible a los cambios de humor y contiene una cantidad vertiginosa de cambios de tono y variaciones de estilo en un tiempo de ejecución de 90 minutos.

Algunas de estas distracciones socavan, en lugar de subrayar, como una escena en la que Ian llora frente a Eddie, seguido poco después por un montaje cómico de los dos involucrados en maniobras simuladas por el ejército.

Otros clunkers son una parodia de un video de educación sexual en el que una monja habla con una pareja de recién casados ​​sobre los conceptos básicos de las relaciones sexuales que se sentirían desactualizadas en la década de 1970, y mucho menos en 1995. Se siente como algo que sucede en el El menú de herramientas debe estar enterrado en un DVD.

Luego está el hermano de Eddie, Jack, que actúa como el coro griego del Sexkapade y conecta las supuestas acciones heroicas de Eddie con Amber con sus padres en la cena. Es una pieza molesta que se repite con demasiada frecuencia.

Pero como es el caso con muchos Saliendo con ámbarJack tiene mucho más que hacer de una escena a otra. Jack está obsesionado con el próximo referéndum de divorcio y está comprometido con los niños mayores en la escuela a votar no. La esperanza es que esto salvará o extenderá el matrimonio de sus padres. Es un guión conmovedor que logra hacer una melodía de un personaje que de otra manera sería monótono.

Finalmente, Amber y Eddie enfrentan los límites de su relación. Amber, la más ambiciosa de las dos, busca la felicidad y comienza una relación real con Sarah (Lauryn Canny) Eddie. Mientras tanto, ella se contenta con mantener la farsa el mayor tiempo posible.

Las escenas que muestran los primeros pasos en la relación de Bernstein con Sarah se tratan bien, ya que experimenta un romance auténtico que difiere de la fachada pública de ella y Eddie. Freyne a menudo toma escenas mientras los personajes saltan de la escena con acciones exageradas. La secuencia en la que Amber y Sarah chapotean en la playa se siente como algo diferente del resto de la película. Vemos a Amber emerger de los horrores de su vida escolar en la promesa de aceptación y amor.

Eddie no puede ver más allá de su situación actual. Pero Amber cree en Eddie y quiere ayudarlo después de algunos encuentros bastante dramáticos más adelante en la película. En una escena, golpea a Amber, la tira y la llama «dique» frente a sus compañeros de clase. En este momento, Eddie no es mejor que los colegas que lo hicieron infeliz a él y a Amber durante tanto tiempo.

La disposición de Bernstein para perdonar a Eddie fue un misterio para mí. No vemos exactamente lo que Amber ve en Eddie, por lo que su animadora se siente débil para él.

Tal vez sea la intuición de Amber, una suposición de que las cosas están mejorando para Eddie que para ella. La historia sugiere que una vez que puedes aceptarte a ti mismo, puedes encontrar la felicidad. Es una observación que se creó después.

La misma reseña explica lo bueno y lo malo Saliendo con ámbar. Muchas de las bromas sobre el pasado reciente de nuestro país fallan. No se puede negar que la emoción y el mensaje de la película se sienten cruciales. El coraje que tienen que mostrar Amber y Eddie solo se puede transmitir a través de la experiencia. Y esperamos que la película de Freynes pueda ayudar a otros a encontrar su propio camino hacia un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *