Cómo entrenar con CBD y cannabis

Plants Before Pills
3.3 (82%) 34 votes

Toda conversación sobre el cannabis puede causar emoción hasta el punto de ensuciarse las manos y cultivar su propia planta. Puede ser un pasatiempo divertido y también el comienzo de una emocionante oportunidad comercial.

Además, para las personas que usan cannabis con valor medicinal, es posible obtener brotes de la mejor calidad cultivados con el cuidado adecuado. Desde semillas hasta brotes, aquí hay siete pasos a seguir para cultivar una planta de cannabis en casa.

guiar el cultivo de marihuana

1. Elige el lugar perfecto

Encontrar el lugar adecuado para colocar su planta de cannabis es esencial. Aunque el cannabis no es una especie exigente, se requieren algunas condiciones para garantizar que su rendimiento sea de la más alta calidad.

La ubicación seleccionada para su sistema debe estar aislada y fuera del alcance para reducir la manipulación. Debe ofrecer la libertad de controlar parámetros esenciales como la temperatura y la luz para que la planta crezca bien.

Puedes elegir una habitación vacía, un sótano, un ático, un garaje o cualquier espacio disponible que sea fácil de limpiar y privado para cultivar tu cannabis.

2. Elige las semillas correctas

Elegir las semillas de cannabis correctas ayuda a obtener un buen rendimiento para su uso. Si planea cultivar una cepa particular para uso medicinal, puede comprar semillas de marihuana de alta calidad de su fuente confiable aquí.

Si es la primera vez que cultiva marihuana en casa, elija la variedad más fácil de cuidar. Le ayudará a conocer la planta sin tener que invertir demasiado tiempo, dinero y otros recursos cuando cultive marihuana en casa.

semillas de marihuana

Entre las semillas puras, feminizadas y autoflorecientes, la autofloración puede ser la mejor opción para los cultivadores novatos. Producen plantas 100 por ciento femeninas que darán un rendimiento totalmente utilizable.

Además, las semillas autoflorecientes eliminan la necesidad de controlar el fotoperíodo en las plantas de cannabis, lo que facilita a los cultivadores novatos. Las semillas son fáciles de cultivar y un conjunto simple puede darle un rendimiento saludable.

3. Elija el medio de crecimiento

Una vez que conozca el lugar correcto para plantar su cannabis, debe preparar el área para apoyar el crecimiento.

El medio de crecimiento es responsable de la transferencia de nutrientes a través del agua y toda la planta debería poder hacerlo de manera efectiva. Puede elegir entre crecer en tierra o tierra sin tierra, como la hidroponía.

En el caso del suelo como medio, riegue las plantas y agregue nutrientes al suelo para la planta. Pero en hidroponía, los nutrientes necesarios para el agua se alimentan directamente, lo que aumenta la eficiencia de absorción y apoya un crecimiento más rápido. También reduce algunos problemas comunes con el suelo como medio, como las infestaciones de plagas.

Aunque ambos tienen ventajas específicas, el uso de la tierra es la mejor opción para los principiantes para hacer que el proceso sea simple y directo.

4. Establecer el área de crecimiento

Ahora puedes seguir trabajando en el área de cultivo para cultivar y apoyar tu planta de cannabis.

Asegúrese de hacer arreglos para una adecuada disponibilidad de luz en el área de cultivo doméstico. Puede confiar en la luz solar o invertir en sistemas de iluminación artificial que utilizan LED, HID o fluorescentes para crear los niveles correctos de luz.

área de cultivo de cannabis

Mida los niveles de temperatura y humedad e instale mecanismos de ventilación para mantener estos parámetros bajo control cuando cultive marihuana en casa. Reduce el riesgo de infestaciones de plagas y moho y evita que el área tenga un olor acre.

Verifique los niveles de pH de su medio de cultivo. El rango ideal debe estar entre 6-7 para suelo y entre 5.5 – 6.5 para hidroponía.

Pruebe el suelo para comprender la disponibilidad de nutrientes esenciales e integre con el resto para promover el crecimiento en diferentes etapas.

5. Germina y planta tu cannabis

El siguiente paso es germinar sus semillas. Coloque las semillas directamente en una maceta o una toalla de papel húmeda y déjelo germinar durante unos días. Es aconsejable utilizar una maceta como medio de germinación, ya que reduce el shock del trasplante en la siguiente fase.

Cuando siembres los brotes, transfiérelos junto con la tierra a una maceta grande o medio de cultivo.

cultivar marihuana en casa

La planta ahora está a punto de pasar a una etapa vegetativa donde verá crecer los brotes de las hojas. El requisito de temperatura es ligeramente mayor durante este período y todos los nutrientes esenciales deben estar disponibles adecuadamente para un crecimiento saludable.

Presta atención a la disponibilidad de luz durante este período. Monitoree el crecimiento y busque signos de deficiencias en las plantas para proporcionar los remedios necesarios.

6. Controlar la fase de floración.

El siguiente paso para su planta de cannabis es la fase de floración. Esto es cuando su planta comienza a formar pequeñas flores, que eventualmente se convertirán en brotes que consumimos. Es una fase crítica en la vida de una planta de cannabis y requiere el máximo cuidado y atención.

Si está trabajando con semillas de cannabis puro en el cultivo de marihuana en casa, es posible que deba variar el fotoperíodo para llevar su planta a esta etapa y eliminar a los machos. Las semillas de floración automática reducen la tensión en tales áreas y requieren solo ajustes mínimos de temperatura.

Mantenga la temperatura entre 64 ° F y 78 ° F y aumente los niveles de riego para regar su planta con nutrientes que contribuyen al aroma, el sabor y la potencia.

etapa de floración - cultivo de marihuana

Su planta también requiere un poco de aseo durante esta fase para proporcionar espacio para las flores. Corta y dobla las hojas para asegurarte de que toda la planta reciba suficiente luz y nutrientes y sea fácil de mantener.

Tenga cuidado con signos como el color amarillento de las hojas o el dorado en las puntas, lo que podría indicar un desequilibrio de pH o una deficiencia de nutrientes. El cuidado de su planta durante esta fase le dará el mejor rendimiento.

7. Prepárate para recoger y disfrutar la rendición

Finalmente, el momento que has estado esperando. Es hora de recoger los brotes y saborear su rendimiento. La profundidad de color de los pistilos y pelos indica la madurez y el poder de los brotes.

recogiendo marihuana en casa

Cuando haya oscurecido entre un 50 y un 70 por ciento, obtendrá un rendimiento rico en contenido de THC. Si desea obtener un efecto relajante de los brotes, espere que al menos el 80% de las flores se oscurezcan para ser recogidas.

Con la ayuda de unas tijeras, corte los brotes y cuélguelos boca abajo para que se sequen durante cinco días. Póngalos en un frasco y guárdelos en una habitación fría, seca y oscura. Asegúrese de eliminar el aire del contenedor para permitir que los brotes sanen y se preparen para su uso.

Cultivar cannabis en casa puede ser una actividad divertida y emocionante, pero a veces también puede ser estimulante. Aunque estas instrucciones le dan la idea básica de llevar sus semillas de cannabis a través del proceso de crecimiento para la cosecha, hay varios detalles específicos de la cepa, como los niveles de temperatura y los requisitos de iluminación que deben tenerse en cuenta. .

Investigue y recopile estos detalles y aplíquelos donde sea relevante para preservar el rendimiento de su planta de cannabis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *