Datos socialmente distantes: por qué los primeros datos de pandemia son mejores

3.7 (83%) 40 votes

En Before Times, su primera cita estándar siguió una actitud bastante convencional, aunque poco imaginativa: tome un trago con su enamorado que conoció en línea o en la vida real, y bébalo en una mesa mientras tiene compatibilidad rutina de ejercicio. Luego vino la pandemia y a algunas personas se les prohibió sextear o grabar videos. Ahora que los estados están saliendo del bloque en diversos grados, una reunión real ya no está completamente fuera de discusión. Pero dado que Estados Unidos está absolutamente fuera de peligro y mantener la distancia social sigue siendo una muy buena idea, las primeras fechas aún han cambiado. En lugar de limitarse a un bar como estándar (literalmente, el peor lugar en el que podría estar), los posibles clientes ahora se reúnen al aire libre en máscaras para picnics, laderas y caminatas socialmente distantes. Navegar por esta nueva frontera trae consigo una serie de nuevas dificultades logísticas y dificultades, pero de acuerdo con la cantidad de datos con los que GQ ha hablado, un enfoque sorprendente y refrescante en la fecha en sí, en lugar de a lo que podría conducir.

Algunos dicen que el ritmo es diferente, los datos se desarrollan orgánicamente y duran horas porque no hay otro lugar. Brandon, un hombre de 31 años en Los Ángeles que recientemente fumó blunt por separado con una fecha de yesca en su techo, dijo: “La gente tiene más tiempo. Se siente como la secundaria, largas conversaciones. «Y aunque generalmente puede esperar datos de pandemia al final de la noche, puede decir que se trata más del viaje que del destino.

«En las fechas normales siempre hay lo siguiente:» ¿Qué sucede después, alguien tiene que hacer algo? «Si se saca ese aspecto, la presión se reduce un poco», dice Jack, de 25 años, que tiene una cita para beber. Permaneció durante horas en un parque en Nueva Jersey, donde ambos fueron puestos en cuarentena con la familia. se les pidio. Luego tomó pizza y se la comió al estilo de la puerta trasera del maletero de su automóvil. “El punto final es la fecha real. Lo disfrutas más. «

Katie Boyle, una comediante de 29 años, aprecia el ritmo lento y anticuado de las fechas. Boyle había escrito mensajes de texto y mensajes de texto con una bisagra durante tres meses antes de que los dos finalmente hicieran un picnic: «trajo el Jameson, yo traje las papas fritas y pasamos el rato unas cinco horas», dice.

«Es agradable porque conoces a la persona antes de confundirte con el sexo», dice Boyle. «Creo que en estos días falta un elemento: ir demasiado rápido, tener relaciones sexuales demasiado rápido y se quema». Boyle también desentierra el secreto de la máscara. «Solo se puede ver la mitad de la cara y no tocarla. Es muy surrealista y tiene un elemento de» fruta prohibida «, es algo emocionante», dice.

Si ya se reunió por teléfono, puede evitar la charla típica en la primera cita. Esto permite un primer punto de encuentro más cómodo y entretenido. «Le quitó mucho BS desde la primera cita», dice Laura *, de 31 años, que hizo un picnic con un hombre a fines de mayo con quien había enviado mensajes de texto y había hablado por teléfono desde que coincidieron a principios de abril. «Ya habíamos tenido muchas de estas conversaciones, tuvimos algunas bromas entre nosotros, por lo que la vacilación inicial desapareció mucho más rápido que muchas citas a las que asistí. Me sentí mucho más familiar, al menos en la tercera cita, al menos».

Debido a que estos datos a menudo ocurren al aire libre, sin distraerse con un bar abarrotado o música en vivo o una fiesta, y sin el elemento del coqueteo físico, es posible que pueda descubrir más rápidamente si la química está allí, al menos en términos de eso. Personalidad. «Realmente son solo usted y esta persona con influencia externa», dice Carla, de 37 años, cuya forma preferida de citas pandémicas ha tomado caminatas en su pueblo rural de Colorado. Con una fecha de senderismo enmascarada y una distancia de dos metros en el camino, Carla dijo que podría decir con bastante rapidez: «No estaríamos conectados emocionalmente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *