Disfunción eréctil: una guía – Ben’s Natural Health

4.4 (83%) 21 votes

Una erección juega un papel crucial no solo en las relaciones sexuales, sino también en permitir que un hombre se reproduzca.

Mientras que la mayoría de los hombres pueden experimentar una erección, algunos tienen dificultades.

La disfunción eréctil afecta a aproximadamente el 40% de todos los hombres a la edad de 40 años.

La incidencia de la afección aumenta dramáticamente con la edad, con más de la mitad de todos los hombres luchando por tener una erección a la edad de 70 años.

La disfunción eréctil se define como la dificultad para obtener o mantener una erección.

Para algunos hombres, los síntomas pueden ser leves y ocurrir solo en raras ocasiones.

Es posible que otros hombres no puedan tener una erección. Esto puede causar sentimientos de depresión y ansiedad por el rendimiento.

Examinemos las posibles causas subyacentes de la disfunción eréctil y las opciones de tratamiento disponibles para los hombres.

Causas de la disfunción eréctil.

Debido a la alta prevalencia de la disfunción eréctil, los hombres deben comprender cuáles son las posibles causas subyacentes de la afección.

Cuando una mala función eréctil afecta a un hombre, hay varias áreas de preocupación que deben considerarse.

El diagnóstico generalmente apunta a identificar por qué los humanos experimentan estos síntomas.

Por lo tanto, se proporcionará el tratamiento adecuado para abordar las causas subyacentes.

Sin embargo, hay varios mitos sobre la disfunción eréctil que los hombres también deben tener en cuenta.

El curso de acción específico, incluidos los medicamentos proporcionados al paciente, a menudo depende de si una enfermedad o factores de estilo de vida pueden ser la base de los síntomas.

¿Cuáles son las causas más comunes de disfunción eréctil?

Una de las razones más comunes por las que un hombre puede tener problemas con su capacidad para tener una erección normal se debe a un flujo sanguíneo deficiente.

La circulación sanguínea juega un papel crítico en la función eréctil.

Cuando es estimulado sexualmente, el cerebro le indica a los músculos en la base del pene que se relajen y permitan que la sangre fluya hacia el cuerpo cavernoso y esponjoso. Cuando la sangre ingresa al pene, comienza a hincharse y finalmente conduce a una erección.

Hay varias razones potenciales por las cuales el flujo sanguíneo puede ser limitado. Algunas causas comunes pueden incluir:

  • Altos niveles de colesterol total. Lo mismo sucede cuando los niveles de colesterol LDL se vuelven demasiado altos. Este es el tipo de colesterol que obstruye las arterias.
  • La hipertensión es otro problema que puede causar que un hombre tenga problemas de erección. Cuando los niveles de presión arterial son altos, también puede dificultar el mantenimiento de una erección.
  • La enfermedad de Parkinson puede tener un impacto en la capacidad del hombre para desempeñarse y provocar síntomas asociados con la disfunción eréctil.
  • El tratamiento para el cáncer de próstata, como la prostatectomía radical y la radioterapia, puede causar disfunción eréctil
  • Algunas alteraciones del sueño parecen ser un factor de riesgo para esta afección.
  • La esclerosis múltiple es una afección que puede afectar el cerebro y la médula espinal. Los hombres con esclerosis múltiple también tienen muchas más probabilidades de desarrollar disfunción eréctil.
  • Los hombres que abusan del alcohol y las drogas, así como los que consumen tabaco, también corren un mayor riesgo.
  • Algunos medicamentos también pueden hacer que un hombre desarrolle estos síntomas. Los medicamentos recetados utilizados por el paciente incluyen lo siguiente:

    . antidepresivos

    . diuréticos

    . tranquilizantes

    . Medicamentos antiulcerosos

    . Alfabloqueantes

  • Otros medicamentos también pueden contribuir a las dificultades eréctiles. Estos pueden incluir medicamentos utilizados para tratar problemas renales, enfermedades cardíacas e insuficiencia hepática.

¿Qué enfermedades y dolencias pueden presentarse como disfunción eréctil?

Ciertas condiciones médicas pueden afectar la capacidad de un hombre de tener una erección normal. Algunas afecciones pueden presentarse como disfunción eréctil antes de que se desarrollen otros síntomas aparentes.

  • arteriopatía coronaria Es una de estas condiciones que no debe pasar desapercibida. La condición también se conoce como aterosclerosis. Esto es cuando las arterias están bloqueadas o se vuelven más estrechas. Los depósitos de grasa y colesterol son las razones más comunes por las que la aterosclerosis tiende a desarrollarse. Esta condición afecta el flujo sanguíneo. Algunos expertos médicos creen que la disfunción eréctil puede ser uno de los primeros signos de la enfermedad en los hombres.
  • nefropatía También puede presentarse como disfunción eréctil. La condición puede causar cambios en la forma en que se producen las hormonas en el cuerpo del paciente. A su vez, los niveles de energía, así como la función nerviosa y la circulación sanguínea pueden verse afectados. El hombre puede tener poco deseo sexual y descubrir que sus habilidades habituales en el dormitorio se debilitan.
  • Diabetes mellitus Es otra condición a tener en cuenta. La diabetes hace que los niveles de azúcar en la sangre se mantengan elevados y a menudo es causada por células que se vuelven resistentes a la insulina. Esto significa que la glucosa no se usa efectivamente en el cuerpo. La fatiga es a menudo un signo revelador de diabetes, que ya puede tener un impacto en la función eréctil. Además, el daño nervioso causado por la enfermedad contribuye aún más al desarrollo de la disfunción eréctil.

¿Cómo se diagnostican las causas de la disfunción eréctil?

El diagnóstico de la disfunción eréctil implica identificar la causa detrás de la afección.

El proceso generalmente comienza cuando el médico le hace varias preguntas al paciente.

También es esencial que el proveedor de atención revise el historial médico del paciente. Esto les dirá si hay factores de riesgo en el historial del paciente.

Los factores de riesgo pueden incluir un ataque cardíaco, que puede indicar posibles problemas cardíacos y arteriales.

El médico también examinará más de cerca cualquier enfermedad existente y solicitará información sobre los medicamentos de venta libre y recetados que se están tomando.

Algunas pruebas también se pueden realizar en el paciente. Estas pruebas pueden ayudar al médico a determinar si puede haber problemas con el corazón o la función nerviosa del paciente, niveles altos de azúcar en la sangre y colesterol.

Cuando se identifica la causa de los síntomas de la disfunción eréctil, es posible proporcionar al paciente un tratamiento más efectivo.

Tratamientos no quirúrgicos para la disfunción eréctil.

El tratamiento no quirúrgico es la forma preferida de tratar la afección. Esto generalmente incluye métodos no invasivos que tienen como objetivo restaurar la función eréctil óptima.

La disfunción sexual puede estar relacionada no solo con problemas de erección, sino también con síntomas asociados, como baja libido.

La forma específica de tratar la disfunción eréctil varía entre los pacientes. Si bien un paciente puede beneficiarse del uso de la terapia de inyección del pene, otro puede encontrar que atacar una causa subyacente, como problemas con los vasos sanguíneos, produce mejores resultados, especialmente a largo plazo.

La salud urológica es otro tema que debe considerarse. Los problemas con el tracto urinario y los sistemas relacionados también pueden convertirse en el foco de las opciones de tratamiento ofrecidas al paciente.

¿Cómo puede la terapia hormonal corregir la disfunción eréctil?

Si un paciente masculino muestra signos de testosterona baja, se puede hacer un análisis de sangre para determinar los niveles hormonales en su sistema. Si la testosterona libre circulante en el cuerpo es baja, se puede ofrecer terapia hormonal como una posible opción de tratamiento.

No se sabe que la testosterona tenga un impacto directo en la función eréctil. Sin embargo, esto no significa que no desempeñe un papel en el desarrollo de la disfunción eréctil.

Los hombres con niveles bajos de testosterona tienen más probabilidades de descubrir que su libido es baja.

Cuando ocurre una baja libido, es probable que ocurran problemas con la función eréctil. Esto se debe a que una libido débil puede afectar la capacidad del hombre para ser estimulado sexualmente.

¿Cómo pueden las drogas corregir la disfunción eréctil?

Se han aprobado varios medicamentos para su uso en el tratamiento de la disfunción eréctil. Estos medicamentos apuntan principalmente a ayudar a mejorar el flujo sanguíneo en el pene del paciente.

Cuando aumenta el flujo sanguíneo, hay una cantidad más significativa de penetración en el pene cuando se produce una erección.

Algunos de los medicamentos recetados más comúnmente que se usan para tratar la disfunción eréctil incluyen:

  • Viagra
  • Levitra
  • Staxyn
  • Stendra
  • Cialis

Estos medicamentos mejoran el flujo sanguíneo al aumentar la efectividad del óxido nítrico, que es un tipo de sustancia química gaseosa que el cuerpo produce por sí solo en circunstancias normales.

El óxido nítrico relaja los músculos del pene del paciente. Cuando estos músculos se relajan de manera más efectiva, mejora el flujo sanguíneo hacia el pene.

Los medicamentos para la disfunción eréctil generalmente se toman de 30 minutos a una hora antes de las relaciones sexuales.

La duración de la duración del medicamento depende del medicamento específico utilizado. Viagra, por ejemplo, será eficaz por hasta cinco horas y generalmente funciona con síntomas leves a moderados de disfunción eréctil.

Cialis puede proporcionar resultados efectivos por hasta 36 horas con una sola dosis.

¿Qué cambios de estilo de vida puede hacer para corregir la disfunción eréctil?

Hay algunos factores de riesgo directamente relacionados con el estilo de vida humano que pueden contribuir a su disfunción eréctil.

Cuando se realizan cambios en el estilo de vida, el paciente puede experimentar una mejora en la función eréctil sin tener que tomar medicamentos.

La obesidad y el estilo de vida sedentario son dos de los factores más importantes que pueden contribuir a la función eréctil deficiente.

La forma más obvia de lidiar con un estilo de vida sedentario es asegurarse de que el paciente comience a participar en una rutina diaria de entrenamiento. Deben ser introducidos a ejercicios apropiados para su peso y habilidades. Cualquier condición médica existente también debe ser considerada.

La obesidad se abordará mediante una mayor actividad física, pero también necesitaría un ajuste de la dieta.

Se necesita un déficit de calorías para garantizar que el paciente pueda reducir efectivamente su exceso de peso.

Al mismo tiempo, la dieta del paciente debe incluir opciones de alimentos saludables que no causen un aumento en los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial. También deben evitar la acumulación de colesterol en sus arterias.

Tratamientos quirúrgicos para la disfunción eréctil.

Si bien la disfunción eréctil a menudo se puede tratar con éxito mediante el uso de métodos no invasivos, hay casos en los que se necesita cirugía.

La cirugía puede ser aconsejable cuando el paciente observa que su capacidad para tener relaciones sexuales está completamente inhibida y que otros métodos utilizados como opciones terapéuticas no han producido resultados efectivos.

Los pacientes deben comprender los riesgos potenciales asociados con el tratamiento quirúrgico. El procedimiento quirúrgico específico también depende de la causa detrás de los síntomas. Estos pueden estar relacionados con la diabetes o el daño de los vasos sanguíneos, por ejemplo.

¿Cómo puede ayudar la cirugía a la disfunción eréctil?

Hay tres procedimientos quirúrgicos relativamente estándar que un hombre puede optar si todo lo demás falla. La opción específica que produciría los mejores resultados para los humanos depende de varios factores.

Un implante de pene es una opción que algunos hombres consideran. Los urólogos podrían determinar qué procedimiento podría ser más beneficioso.

Las arterias del pene a veces se pueden reconstruir de tal manera que ayuden a que fluya más sangre al pene cuando el hombre es estimulado sexualmente.

Otro posible procedimiento quirúrgico sería bloquear venas específicas que permiten que la sangre fluya fuera del pene.

Cuando la sangre sale del pene, desaparece una erección. Si se usa cirugía para bloquear algunas de estas venas, entonces el hombre puede mantener su erección durante un período más prolongado.

¿Cuándo se consideran las opciones quirúrgicas para la disfunción eréctil?

La cirugía a menudo se considera una última línea de tratamiento. Esto es cuando opciones como la terapia de inyección de pene y quizás incluso la terapia de reemplazo de testosterona no han ayudado a los humanos a experimentar mejoras en su función eréctil.

Un especialista primero examinará a los hombres para determinar si son buenos candidatos para la cirugía de disfunción eréctil.

No todos los hombres serán advertidos de que es una buena idea. El especialista debe determinar si algún tipo de cirugía podría ayudar con los problemas de erección que experimenta el hombre.

¿Cómo funciona un implante de pene?

Cuando el uso de cirugía reconstructiva no parece opciones viables, un implante de pene puede ser una opción para que el paciente masculino considere.

Existen varios tipos de implantes de pene. Se debe informar al paciente sobre los tipos y cómo afectarían su pene. Una opción popular es implantar dos cilindros rígidos en el pene.

Esto proporcionará la rigidez adecuada para que el hombre participe en las relaciones sexuales.

Una opción alternativa está disponible donde dos cilindros en forma de globo se colocan en el pene, junto con una tercera pieza que actúa como una válvula. Los cilindros se inflan durante una erección, lo que hace que el pene sea rígido y permite la penetración durante las relaciones sexuales.

Los mejores suplementos para el tratamiento de la disfunción eréctil

Si bien el uso de medicamentos como Viagra sigue siendo una opción popular para los hombres, también existe una creciente preocupación con respecto a los efectos secundarios.

Los efectos secundarios comunes de estos medicamentos tienden a incluir hemorragias nasales, enrojecimiento, dolores de cabeza, mareos, cambios en la visión, insomnio e incluso dolor.

Con eso en mente, los hombres buscan cada vez más suplementos naturales para ayudar a mejorar sus habilidades de dormitorio sin exponerse a los riesgos potenciales de los medicamentos.

¿Cómo funcionan los suplementos para la disfunción eréctil?

En la mayoría de los casos, los problemas de erección se abordarán mediante el uso de ingredientes que pueden ayudar a mejorar el flujo sanguíneo.

Una gran cantidad de suplementos actualmente disponibles en el mercado también se promueven como potenciadores de testosterona. Estos productos están destinados principalmente a ayudar a aumentar los niveles de testosterona en el cuerpo masculino.

Todos estos son factores que podrían beneficiar sus habilidades de dormitorio.
También es posible usar suplementos naturales para tratar afecciones corporales particulares que podrían contribuir a la función eréctil débil.

Un excelente ejemplo sería el uso de un suplemento natural que pueda ayudar a reducir los niveles de presión arterial.

Cuando la presión arterial alta es la causa potencial de la disfunción eréctil, dicho suplemento puede ser útil.

¿Por qué debería considerar tomar suplementos para la disfunción eréctil?

La razón principal por la que los hombres podrían considerar probar un suplemento natural es debido a la mayor seguridad que brindan muchos de estos productos.

Hay un par de ingredientes que pueden producir efectos secundarios desagradables. Un ingrediente conocido como Yohimbe realmente puede tener el mismo perfil de seguridad que Viagra.

Los suplementos naturales también tienden a contener ingredientes que producen más de un beneficio. No solo pueden proporcionar mejores erecciones, sino que también pueden ofrecer beneficios adicionales para su bienestar general.

Los suplementos también están disponibles en la mayoría de las tiendas de salud e incluso en los supermercados. Esto facilita mucho que los hombres tengan en sus manos el posible tratamiento de la disfunción eréctil.

¿Qué escasez de alimentos puede contribuir a la disfunción eréctil?

El cuerpo necesita algunos nutrientes para mantenerse saludable y funcionar correctamente. Esto también se aplica a la función eréctil. Cuando un hombre sufre algunas deficiencias nutricionales, puede volverse más sospechoso de disfunción eréctil.

Un estudio científico ha encontrado un posible vínculo entre una deficiencia de vitamina D y la disfunción eréctil.

La vitamina C es otro nutriente para enfocarse. Esta vitamina juega un papel en la circulación sanguínea y una deficiencia de vitamina C puede causar problemas con la función eréctil de un hombre.

Conclusión

La disfunción eréctil es relativamente común en la población masculina. Comprender las posibles causas subyacentes de la afección puede ayudar a los hombres a comprender su riesgo.

También puede identificar estrategias para reducir la probabilidad de desarrollar disfunción eréctil. Hay numerosos tratamientos disponibles, muchos de los cuales no requieren tratamientos invasivos. Algunos suplementos naturales también pueden ayudar a mejorar el flujo sanguíneo y otras dificultades eréctiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *