Will McAvoy: ¿Se levantará el verdadero Don Quijote?

Will and Charlie talk over drinks
4.5 (82%) 24 votes

Will McAvoy es el personaje de Aaron Sorkin El cuarto de noticias Eso le valió a Jeff Daniels un Premio Emmy en 2013, y es fácil ver por qué. Es un personaje brillantemente escrito y complejo, y la representación de Daniel de él es simplemente genial. Todo lo que se dijo: es mayo y eso lo convierte en el Mes de la Conciencia de Salud Mental, y en ese contexto quiero hablar sobre Will.

La primera vez que lo conocemos, Will McAvoy tiene uno red Momento. Un estudiante radiante y tupido en el noroeste le hizo una pregunta de preguntas y respuestas. Cuando se le pidió que respondiera, su respuesta a «¿Por qué Estados Unidos es el país más grande del mundo?», Una broma que muchos de nosotros podríamos hacer fácilmente (especialmente hoy en día, cuando muchos de nosotros estamos locos como el infierno y nos encantaría, tuvimos la suerte de tener a Aaron Sorkin como nuestro escritor de discursos.

Aquí está la cosa con Will. Will necesita a todos los que les gusta. Necesita a todos los que le caen bien porque realmente no le gusta a sí mismo. La psicosis completa de Will McAvoy es un tira y afloja entre su persona pública y privada, el amor de su vida y su padre, su superyó y su identidad.

El padre de Will era un sureño alcohólico abusivo de Nebraska. Will creció bajo esta sombra y no es una sombra de la que realmente puedas escapar, sin importar cuántos años y medicamentos le pongas. El joven Will tuvo que proteger a su madre y a sus hermanas más jóvenes de este abuso ebrio y violento de un hombre, e incluso después de que Will detuviera los golpes luchando, las cicatrices permanecieron. Will se dio cuenta de que no solo era lo suficientemente valiente como para defender a los demás, sino también lo suficientemente inteligente como para saber cómo hacerlo. Salió de la granja, se abrió paso por la universidad y la facultad de derecho, se convirtió en fiscal, luego escritor de discursos y, finalmente, presentador de noticias por cable. Descubrió que cuando la cámara apuntaba hacia él, podía iluminar a millones de personas que ni siquiera podía ver.

Siempre he dicho que el ego del actor promedio (al menos yo) es un palacio de cristal. Es enorme y frágil. Una piedra arrojada en la forma de una mala calificación, una caída de la calificación o un troll de Twitter, y el palacio se desmorona en pedazos alrededor de tus pies. Will McAvoy es el niño del cartel de este fenómeno en muchos sentidos. No pretendo saber nada personalmente sobre la locura particular de la relación padre-hijo, pero creo que cada niño quiere sentir que su padre está orgulloso de ellos. Si hay amor mutuo y una relación saludable allí, simplifica las cosas. Si la relación es complicada, todo se vuelve más difícil.

¿Fue la audiencia de noticias un reemplazo para el padre de Will McAvoy? No lo sé. Ciertamente parcialmente. Will podría ser un rebelde ante la cámara y Podría ser un héroe y todo a una distancia segura. Y si papá no fuera el tipo que ve un programa de noticias por cable, Will podría pensar: «No importa, tengo innumerables personas por ahí que piensan que soy genial». Y dado que las clasificaciones de televisión son una cosa, Will tenía una forma palpable de evaluar la aprobación, y podía cambiar para fortalecer la imagen que debería tener del tipo que a todos les gustaba.

Aquí está el problema con eso. A Will no le gustaba especialmente este tipo. En el fondo, las suaves noticias e historias de especial interés eran solo otra forma de divertir a su padre para que su padre no lo golpeara de nuevo. Las noticias suaves y los intereses especiales eran una forma de no sacudir el bote. Pero ese no es realmente Will McAvoy, y él lo sabe. Es demasiado listo para llevarse bien con él, y aunque se hizo rico y famoso como Jay Leno de Cable News, también está aburrido. También teme dejar de ser un tipo tratable porque teme que su padre esté al acecho en algún lugar de él y no sabe si hay un término medio. Will necesita una patada en el trasero de alguien que usa Louboutins de $ 1,200.

Mac y Will en la oficina de Will

Mackenzie McHale (Emily Mortimer) es una productora ejecutiva y la mejor en el negocio. Ella también es la ex novia de Will. Érase una vez, Will y Mac estaban juntos y trabajaron juntos e hicieron las noticias. Hicieron las noticias reales, no del tipo que recibe buenas críticas cuando no molestan a nadie. Will podría ser una persona a la que pudiera respetar, porque ahora tenía que impresionar a alguien además de su padre y su audiencia invisible. Mac pudo usar sus talentos de manera óptima, y ​​él amaba eso y los amaba. Con Mac, Will descubrió que no solo podía ser un buen periodista, sino también un buen amigo. Cuando Mac lo engañó con su ex novio Brian (Paul Schneider), el ego de Wills se sacudió en todos los sentidos. Vinculaba a Mac con noticias reales, y cuando ella lo traicionó, tuvo que darle la espalda a ambos. Es entendible. Ella lo convirtió en una mejor persona, pero para superar su traición (que en realidad nunca hizo), tuvo que rechazarla a ella y a la persona con la que lo estaba ayudando.

Entra Charlie Skinner (Sam Waterston). Es el director del departamento de noticias de Atlantis Cable News y un Sorkin Charlie. De inmediato somos el chico con la idea. Charlie ha estado presente por mucho tiempo, está cansado del mundo y de las tonterías y quiere ver las verdaderas noticias. Cuando ve a Will colapsar en el noroeste, Charlie se da cuenta de que este es el tipo de persona que puede obtener lo que quiere si está realmente motivado. Y la forma de motivar a Will es lograr que Mackenzie vuelva a la escena.

Te diré algo, antes de hacerlo El cuarto de noticias, la importancia del tipo de noticias de Charlie nunca se me había ocurrido. No tengo una mentalidad política y nunca he sido un observador de noticias, por lo que nunca me he dado cuenta de que el punto es enviar programas de información. Está destinado a proporcionarnos a mí y al resto del electorado estadounidense información que es valiosa para nosotros cuando entramos en una cabina de votación. Y nunca antes me había dado cuenta de cuán lejos llegaron la mayoría de las noticias. No digo que no haya noticias reales. Digo que se necesita más y que debe ser imparcial y honesto y no estar influenciado por las calificaciones y los anunciantes. ¿Un sueño imposible? Podría ser. Pero una que me lleva al siguiente punto: la misión de civilización.

Don Quijote fue un caballero imaginario. Vivió en la imaginación de Miguel de Cervantes, quien escribió su historia en 1602 (y luego nuevamente en 1615), y en la imaginación de Alonso Quixano, un anciano con demencia que se había fijado el objetivo de hacer del mundo un lugar mejor. actuando así, un caballero que lucha contra el mal donde sea que lo encuentre. Charlie Skinner se identifica con Don Quijote y hace que Will crea que él también puede ser Don Quijote. Charlie Will no solo es el mejor amigo de Charlie, sino también el buen padre de Will y la persona (aparte de Mackenzie) de quien Will quiere estar orgulloso.

Charlie y Will

Cuando Will va a la universidad, Charlie piensa que es genial. Will mismo ni siquiera puede hacerse responsable de su diatriba. Él cree que ve a Mac en la audiencia (la vio, pero no se entera hasta mucho después), y eso lo sacude tanto que sale la palabra vómitos. Es como un estado fugitivo tratando de culpar a la medicina del vértigo. Cuando sale del escenario, dice: «¿Qué dije allá afuera?»

Son las pequeñas cosas que hace Will las que muestran quién es realmente como persona, incluso más que las cosas que dice. Rápidamente les ladra a sus empleados, no conoce a nadie y los gerentes de línea lo describen como «la puta con la calificación más alta en el negocio». No puedo culparlo por confiar más en las calificaciones que en las personas. Pero a pesar de que estaba decepcionado por su padre y luego por Mac, tiene que hacer lo correcto incluso cuando el público no está mirando. Cuando se entera de que un hombre en Spokane (S1E3) tiene problemas para ir y venir de su trabajo, Will hace que uno de los empleados de la sala de prensa pague los costos del hombre y le envía las facturas. Quiere que se haga, pero se niega a dejar que el empleado se lo diga a nadie más. Cuando un reportero que encontraron para traerles la noticia de un golpe en Egipto es secuestrado y liberado (S1E5), Will lo paga de su bolsillo y dice: «Es uno de nuestros muchachos».

Will decide que sí, él también es Don Quijote, y los molinos de viento contra los que luchará serán la rudeza, la maldad y la indecencia. Él anuncia que está en una misión de civilización y está haciendo todo lo posible para alentar a otros en su búsqueda. La mayoría de las veces no va bien.

A pesar de toda su inquietud acerca de cómo no puede perdonar a Mac (y su necesidad de seguir castigándola mostrándole a otras mujeres en la cara y su capacidad de dispararle en la cabeza todas las semanas), Will es todo. hacer los mensajes que Mac y Charlie quieren. E3 comienza con una disculpa directa a la audiencia por el tipo de presentador de noticias que solía ser y una promesa de ser mejor ahora. En E4, aprenden cómo la congresista Gabrielle Giffords recibió un disparo en la cabeza. Recibes un informe de que fue asesinada, pero Mac dice que no, esta es un área con doble confirmación. Reese Lansing (Chris Messina), presidente de la red (e hijo del propietario), irrumpe y exige que anuncien su muerte, que otras redes lo llamen y que ACN pierde a los televidentes cada segundo que no llaman. Will está delante de la cámara y tiene que tomar una decisión.

A veces es más fácil creer en ti mismo después de que otra persona cree primero en ti. Don Keefer (Thomas Sadoski) es otro EP, y Don no tiene problemas para competir contra Reese. «Es una persona», dice. «Un médico la declara muerta, no la noticia». Este fue el momento en que me enamoré de Don Keefer, pero estoy divagando. Animado por las palabras de Don, Will se aferra a sus armas, y también a algo bueno: segundos después, descubren que la primera confirmación fue incorrecta, que Giffords se está preparando para la operación y que todos los demás canales de noticias que han anunciado su muerte. Necesito esto ahora para retirarlo. Charlie está orgulloso de su hijo, le dice a Reese que salga de su redacción y le dice a Will que Will no tiene pies de barro, sino pies de acero. Will incluso puede mirar a los ojos una Mac llorosa y decirle que todo estará bien. Es el verdadero comienzo del cambio.

Charlie mira mientras Will y Don se gritan el uno al otro

El cambio va acompañado de agitación emocional. En primer lugar, hubo una repentina amenaza de muerte y Will fue cargado con un guardaespaldas (Terry Crews). Después de anunciar que repararía Internet por su cuenta (lo que podría salir mal allí), recibe una amenaza de muerte en el sitio web de ACN. Decir que se burla de la idea de un guardaespaldas es un eufemismo, y el estrés lo hace sufrir de insomnio y comportarse mal en el trabajo. Él se derrumba y va a su psiquiatra (David Krumholtz) para obtener pastillas para dormir. Ir al médico es algo que Will odia. Odia admitir debilidad de cualquier tipo. Había recibido medicamentos para la depresión y la ansiedad, pero se los quitó y dejó de ir al médico hace cuatro años. Pagó las sesiones, simplemente no fue a ellas. De hecho, ha pasado mucho tiempo desde que el médico que vio murió y su hijo de 29 años se hizo cargo de la práctica de su padre.

Aaron Sorkin escribe a los mejores psiquiatras. Pagaría montones para ir a un psiquiatra de Sorkin. David Krumholtz mira a Will a los ojos y pregunta con calma: «¿Por qué estás jodiendo conmigo?» Will comienza a ser su habitual chica evasiva que solo quiere tomar píldoras y salir de allí. El hecho de que el médico sea tan joven ayuda a insultar la lesión. Con una técnica de zanahoria, el Dr. Habib realizará una sesión adecuada antes de aceptar proporcionarle a Will los medicamentos que necesita. Will odia usar el medicamento tanto como odia tener que hablar sobre por qué lo necesita, y no solo se trata a sí mismo por el medicamento (es decir, lo mezcla con demasiado bourbon), también juega con la redacción

Cuando Sloan Sabbith (Olivia Munn) acude a él para pedirle consejos sobre cómo obtener una respuesta clara en una entrevista en la que su huésped esquiva, él no solo le da malos consejos, sino que la prepara pasiva y agresivamente para fallar porque siente falta de control por el guardia de seguridad. Él le dice que siga presionando a la invitada, lo cual ella hace, pero ella es nueva en el método y toma malas decisiones sobre su ejecución (incluyendo limpiar la sala de testigos durante su entrevista previa y hablar inesperadamente con la invitada en su idioma nativo, japonés). durante el show, a pesar de la solicitud de su EP de no convertirse en villano). Cuando ella falla y se humilla a sí misma y a la red, él se siente terrible por eso. En su propio programa, llora a un invitado sin ninguna razón real, excepto que su propia sensación de poder está bajo amenaza, y también le dio malos consejos a Sloan. Incluso si Mac Will sigue diciendo que deje de golpearlo, golpea al invitado (para ser justos, finalmente consiguió que el tipo respondiera la pregunta correctamente, pero tenía que ser un matón para hacerlo). que hacer).

Sloan y Will en el mostrador de noticias

McAvoy solo quiere tendría Para obtener la última palabra, el chico (que es un maestro como Sloan) humilló frente a estudiantes, padres, etc. Estoy bastante seguro de que Will se habría sentido culpable si molestara a los estudiantes sin que sucediera el Noroeste. pero eso lo hizo peor. Will está tan asustado que es como su padre que a veces se vuelve como su padre. Charlie finalmente encuentra una manera de al menos limpiar el lado Sloan de las cosas para que ella tenga un huevo en la cara, pero finalmente salve su trabajo y su reputación, y Will se siente responsable. Él le dice: «Si hay consecuencias, estaré justo a tu lado y frente a ti. Siempre estaré junto a ti y frente a ti».

En el camino hacia el final de la primera temporada, se pone aún más caliente para Will. Hay elecciones próximas y eso Noche de noticias El equipo está tratando de aprobar un nuevo formato de debate cuando los candidatos republicanos salgan al aire para ser moderados por Will. Desafortunadamente, esto sucede al mismo tiempo que el proceso Casey Anthony, que es exactamente el tipo de noticias sensacionales que han tratado de evitar. Además, la propietaria de la compañía, Leona Lansing (Jane Fonda), está cansada de perder dinero debido a las calificaciones y Wills Mund. Le dijo a Charlie hace mucho tiempo que Will lo debilitará, porque si las calificaciones no vuelven a subir, ella solo inventará una excusa para despedir a Will McAvoy, a pesar de que él es el segundo ancla más observada en los cables. Ella dice que será fácil crear un contexto que haga que la red se vea bien y se vea mal. Charlie se ha guardado esto para sí mismo durante mucho tiempo, pero ahora Will y Mac necesitan saberlo, y hay una serie de compromisos incómodos.

Tan pronto como Mac escucha que la protección de Will es un factor, acepta a regañadientes cubrir a Casey Anthony. Will lo hará todo si es el precio que tendrá que pagar para mantener el debate deseado. Odia tener que informar sobre Casey Anthony, aunque parte de él probablemente esté avergonzado de estar feliz de que recupere más espectadores. Es más fácil para Will sentarse y no contradecir a Casey Anthony cuando sabe que Mac lo hará por él. ¿Recuerdas, además de todo, Brian Brenner, el ex novio de Mac, con quien engañó a Will? Es periodista y cuando una importante revista de noticias quiere hacer una historia de acceso completo sobre Will y el Noche de noticias Equipo, Will puede elegir al reportero y él elige a este tipo. Will puede mostrar su relativo éxito contra Brian (cuya carrera en los medios impresos ha disminuido significativamente) y tener control sobre Brian mientras continúa castigando a Mac al obligarla a comprometer todos sus principios antes que su ex. Will sabe que sí, a pesar de que también tiene que presentarse como un buen tipo, por lo que necesita una excusa para racionalizarlo.

A Sorkin le gusta escribir sobre exes que realmente no se han separado (ver Matt y Harriet, Studio 60) Si Will está decepcionado con Casey Anthony, él personalmente rompe el corazón de Mac nuevamente. Lanza su peso frente a su ex siempre que puede. En algún momento, Mac acusa a Will de nunca tomarla en serio, y su respuesta es sacar una caja de Tiffany y mostrarle el anillo de compromiso que quería darle. Lo que Mac no sabe es que este es un anillo que compró al asistente de su agente ese día, solo para que Will tenga pruebas de lo serio que era. Dice el Dr. Habib planea devolverlo, pero vemos a Will tirar el recibo y cerrar el anillo en su escritorio.

Cuando Will Dr. Habib pregunta por qué está haciendo todas estas cosas: comprometer el programa, lastimar a Mac, hacer cosas que odia (incluso Will admite que comprar un anillo de $ 250,000 como una broma no es normal) dice el Dr. Habib le dice que Will está sosteniendo su mano sobre la vela porque piensa que el truco no importa cuánto duele. Pero ese no es el truco, el truco es perdonar a Mac, y Will también lo sabe. Will lleva su dolor como una armadura de justicia propia. Al mismo tiempo, Will sabe que está haciendo estas cosas a propósito, mientras que al mismo tiempo insiste en que no las está haciendo a propósito.

Mac está muy frustrado con Will en medio de la redacción

Todo el asunto con Casey Anthony fue en vano de todos modos. El representante de RNC no solo no es fanático del nuevo formato de debate, sino que tampoco es fanático de Will o Mac. los Noche de noticias El equipo pierde el debate y Will se queda allí aceptando insultos del hombre de RNC sin hacer la vista gorda … hasta que el hombre de RNC insulta a Mac y Will es todo de inmediato sostén mis pendientes. Está claro que nadie puede abusar de la Mac a menos que sea así. Una vez que pierden el debate, no tiene nada que perder. Will no pensará que Leona podría despedirlo, no le importa. Él descarta a Casey Anthony, dice que Sloan haga la importante historia económica por la que lo ha estado acosando durante toda la semana, y le pregunta a Mac si puede pasar un poco más de tiempo con su ex idiota en la sala de redacción.

En el final de temporada, Will está en el hospital. La medicación, el bourbon y el estrés le hicieron un agujero en el estómago. El artículo de Brian también apareció y es brutal. Él llama a Will «el tonto más grande» y tira todo Noche de noticias El equipo se ha acumulado y afirma que todo fue un ejercicio en Will McAvoy alimentando su ego. La depresión golpea a Will con ambos barriles y realmente se siente como Don Quijote, quien fue derrocado por el caballero de los espejos y muestra que no es un caballero, solo un viejo ridículo con megalomanía. Y sabe que es culpa suya que Brian haya escrito el artículo.

Will había equiparado el artículo con el final de CamelotSi hay un niño cuyo trabajo es correr de pueblo en pueblo para contarles a todos sobre Camelot y lo maravilloso que sería, realmente, es un alarde humilde. Sirve tanto a las personas como al ego de Will porque alguien más se jacta de ello. Gracias a Dios por Charlie que golpeó a Will y lo hizo concentrarse de nuevo, y gracias a Dios por Sloan que le dice lo que realmente significa ser el tonto más grande.

El tonto más grande es en realidad un término económico. Es un patsy. Para que el resto de nosotros se beneficie, necesitamos un tonto más grande: alguien que compre mucho y venda poco. La mayoría de las personas pasan sus vidas sin ser el tonto más grande. Le arrojamos la papa caliente y nos zambullimos en su lugar cuando la música se detiene. El tonto más grande es alguien con la combinación perfecta de autoengaño y ego para creer que puede tener éxito donde otros han fallado. Todo este país estaba formado por tontos más grandes.

En la temporada 2, inmediatamente sabemos que algo está podrido en el refrigerador danés. Se turnan para hablar con un abogado (Marcia Gay Harden) sobre algo llamado Génova. Los detalles de Génova no son particularmente importantes en este contexto: basta con decir que Génova fue una gran historia que resultó no ser cierta. Como líder de equipo Noche de noticiasWill se siente responsable de todos. Y para ser justos, también lo es. La cadena de eventos que condujo a Génova comenzó al final de S1 cuando Will salió al aire, declarando que él mismo es un republicano que no puede soportar la Fiesta del Té, y llamó a la Fiesta del Té «Los talibanes estadounidenses».

Cuando lo hizo, causó un gran grito del gobierno, y es por eso que Charlie llamó a Will de la cobertura del próximo aniversario del 11 de septiembre. Will lo interpreta como un costo del negocio, pero está realmente devastado, en parte porque fue la decisión de Charlie hacerlo, y Will no puede soportar la idea de abandonar a Charlie. Retirado de la cobertura, intenta mejorar el comentario de la fiesta del té al negarse a desafiar a un ex capitán de la Fuerza Aérea que es un invitado en el programa y está un poco ampollado. El capitán de la Fuerza Aérea, al darse cuenta de que no le fue bien en la televisión, intenta compensar esto dando a su productor invitado Jerry Dantana (Hamish Linklater) la pala de una historia candente llamada Génova y las fichas de dominó comienzan a caer.

Will todavía está en su misión de civilización, haciendo grandes y ruidosas declaraciones sobre cosas que son obvias para alguien como Charlie. Sin embargo, cuando nadie está mirando, se sientan en Internet y googlean «Will McAvoy Hate» y reflexionan sobre las canciones de Roger Daltrey sobre su relación con el público. Mac también tiene su número (ella tiene su número en la mayoría de las cosas) y dice que el problema con una relación de audiencia es que «no piensan en ti de la manera que tú quieres».

Si el espectáculo del 11 de septiembre continúa sin él, algunos de los técnicos de la sala de redacción verán las imágenes de archivo del entonces joven presentador Will McAvoy cuando realmente tuvo lugar el 11 de septiembre. Charlie, a quien apenas conocía en ese momento, entró con una taza de café para Will, que había estado en el aire durante 16 horas en ese momento. En su discurso inaugural, «Will McAvoy inspirador», Charlie le dice que esta noche tiene que hacer lo que el país hizo por su madre y hermanas hace tanto tiempo: protegerlos de algo violento. Sus palabras a la cámara le dicen todo lo que necesita saber sobre Will McAcoy puro. «No sabemos cuántos están muertos, habrá muchos, habrá miles, no sabemos quién nos atacó, no sabemos qué vendrá mañana y no sé qué soy». Pero te daré esa promesa. Estaré contigo toda la noche No voy a ningún lado. Voy a estar aquí.»

En la marca de Will, pero definitivamente no es útil para su propia causa (excepto tal vez para dejar en claro a alguien lo que definitivamente no quiere en una relación) es el tiempo que pasa con Nina Howard (Hope Davis). Ella es la columnista de chismes cuyas «piezas de derribo» lo han metido en problemas repetidamente en S1. Ella no es una escoria entre todo esto y tiene una vaga integridad que Will nota y le gusta pensar que es alentador. Si él recurre a Nina para discutir con ella para que no suelte su última bala dañina, ¿es un intento de hacerse amigo del enemigo? Y si ella acepta su propuesta, ¿él le pregunta porque cree que puede reformarla más? A un tipo como Will le encanta ver efectos positivos en los demás. Nina acepta ser un buen tipo ante su sugerencia y no dejar que su última pieza de veneno se ejecute. Eso es todo lo que Will necesita para hacer lo de Don Quijote. Nina rechaza su primera invitación para ir a una cita porque sabe muy bien que todavía está enamorado de Mac … Nina lo llama, lo que probablemente sea aún más interesante para él salir con Nina (pronto cambia de opinión al respecto) que ella no quiere salir con él) porque tiene que negarse a perdonar a Mac.

Mackenzie habla con Will sobre el anclaje

En algún momento a mediados de S2, el propio padre de Jeff Daniel murió. Aaron Sorkin no tiene miedo de aprovechar la vida real de sus actores para lanzar cosas a sus personajes. S2E5, «News Night With Will McAvoy», se lleva a cabo esencialmente en tiempo real durante la transmisión de un programa. Cada hora en punto, Will recibe una llamada de su padre, que no puede contestar, y luego descubre que su padre se derrumbó y fue llevado al hospital. Will tiene que concentrarse en su show en vivo y ocultar el hecho de que está inmediatamente a la defensiva y hostil a todo lo que concierne a su padre. Se mete en un Kerfuffle en línea con un usuario de Twitter y trata de administrar lo de Twitter de la manera típica de Will porque no tiene control sobre lo de papá. No es que el Kerfuffle con un usuario aleatorio de Twitter no lo asustara de todos modos (¡pero a todos les tiene que gustar!), Pero el papá que está en el hospital lo empeora. También tiene a Mac en su oído tratando de hablar con él sobre su padre y Twitter, y Will es Will. Él tiene que retroceder solo porque es Mac y ella habla razonablemente. Él sigue su consejo y llama a su padre, pero es demasiado tarde y su padre ha muerto. Al final del programa, Will mira a la cámara durante mucho tiempo y finalmente dice: «Creo que estamos ahora».

El final de la segunda temporada es la noche de las elecciones, y todo ha llegado a un punto crítico con Génova. Will corrió diciéndole a todos que se culpaba a sí mismo por la moral (sí, todos menos él ven la ironía allí), y es lo peor de la valentía de Will McAvoy. En este caso, no tiene que estar devastado porque Mac lo hace por él. Ella culpa a Génova y lo llama, preguntando cuál será el próximo castigo. Un castigo por arruinar su carrera y romperle el corazón hace años debería ser peor si nos fijamos en sus prioridades. Levantó el muro de Guy Afable y niega que alguna vez lo castigaría si supiera muy bien que lo hizo. Siempre tuvo dudas de si era responsable del hecho de que ella lo engañara: está bastante seguro de que no lo era, pero tiene que hacer que Mac se dé cuenta de eso, y es solo otra excusa para que sea malo. para ser ella

Mientras tanto, ella lo llama para ver si él no la despidió por Génova porque lo haría quedar mal. Es cierto, pero él no quiere ser ese tipo (y nunca fue ese tipo con ella), por lo que duele. Will, Mac y Charlie piensan que serán despedidos por Leona de todos modos, y Mac y Will finalmente tendrán la pelea que ha llevado a toda la serie. Incluso le cuenta sobre el anillo de compromiso que fue una broma práctica, que es fácilmente la cosa más cruel que le hizo, y ambos lo saben. Ella le dice: «Te lastimé brutalmente y eso es un hecho y los hechos no cambian. Pero en mi vida nunca lo hice a propósito».

¿Lo hizo para mejorar las condiciones competitivas? ¿Lo dejó escapar como el grito del noroeste y pensó que podría convertirlo en una afección articular y un medicamento para el vértigo más tarde? Unos minutos más tarde, cuando Charlie dijo de Génova: «Aparte de las cosas que hicimos mal, hicimos todo bien», Will finalmente llega con Jesús. Er erkennt, dass er mit einer kleinen, relativ einfachen Aktion alle Ängste verschwinden lassen und sich glücklich machen kann. Diese Szene, in der er ihr schließlich vorschlägt, ist eine meiner Lieblingsszenen im Fernsehen, und einer der Gründe dafür ist, dass wenn sie ja sagt, seine Antwort „Gott sei Dank“ lautet und sein Gesichtsausdruck nicht nur ein Ausdruck der Freude ist Es ist eine Erleichterung, dass er endlich das ganze Durcheinander hinter sich lassen kann.

Ich habe meine Probleme mit der dritten Staffel und Will ist einer der Gründe dafür. Die Show wurde abgesagt, und obwohl es sich anfühlt, als hätte Sorkin sie zu seinen eigenen Bedingungen beendet, fühlt es sich immer wie ein eiliger Job an. Meine private Meinung war immer, dass er zugestimmt hat, die Show zu beenden, weil er nicht über Sandy Hook schreiben wollte, und ich kann ihn nicht wirklich dafür verantwortlich machen. Sie leben immer noch im Schatten von Genua, aber sie haben den Prozess, über den gesprochen wurde, übersprungen, und die einzige verbleibende Bedeutung von Genua ist die Nachrichten Nacht ist jetzt in den Bewertungen niedriger als zuvor, und jeder ist paranoid und besonders vorsichtig, wenn es darum geht, alles richtig zu machen. Will, der jetzt seine Hochzeit mit Mac plant, ist wie jemand, der einen Schalter umgelegt hat, und kann in Bezug auf alles lächerlich optimistisch sein. Wenn er davon spricht, für die Moral verantwortlich zu sein, ist das jetzt etwas glaubwürdiger.

Neal (Dev Patel) wird mit einer weiteren großen, beängstigenden Geschichte über Kriegsverbrechen angesprochen, und Will ist bereit, sie zu verfolgen, weil sie etwas Großes brauchen, um Genua auszugleichen. Trotz seiner beharrlichen Beharrlichkeit, ein Mann zu sein, der nichts zu verlieren hat, hat er den größten Teil der Serie damit verbracht, andere zuerst auf den Teller treten zu lassen, während er nachträglich murmelte, «das hätte ich sein sollen». Wenn die Geschichte explodiert und Neal gezwungen ist zu fliehen, anstatt seine Quelle aufzugeben, ist Neal Wills Held und Will stellt sich schließlich direkt auf die Linie. Glaubt Will es wirklich, wenn er sagt, dass er nicht ins Gefängnis geht, weil er ein Fernsehstar ist? Weiß nicht.

Was ich weiß ist, dass dies Will ist, der sich und allen endlich beweist, dass er ein echter Journalist ist. Und seien wir ehrlich – er hofft, dass Mac seinen irischen Stoizismus sexy findet. Sogar Mac ist ungläubig darüber, dass er dies weiterhin beweisen muss. «Weißt du nicht, dass irgendetwas, was durch Mut und Charakter bewiesen werden kann, du mir vor langer Zeit bewiesen hast?» Selbst sie kann nicht glauben, dass er ins Gefängnis gehen würde, nur um ihre Zustimmung zu gewinnen, aber selbst Reese sagt, wenn dies nicht der Fall ist, wäre es das erste, was Will getan hat, um ihre Zustimmung nicht zu gewinnen. Mac ist nicht nur die Liebe seines Lebens, sie ist auch seine ausführende Produzentin. Seine Ambitionen, für beide Mackenzies die Realität zu sein, sind eng miteinander verbunden und waren es schon immer.

Will und Mac heiraten

Will hat vielleicht wirklich gedacht, dass er zu groß ist, um ins Gefängnis zu kommen, aber dieser Bluff heißt. Er hat auch den Namen von Neals Quelle (Mac auch, aber niemand weiß das), und er wirft dem Richter einen Handschuh zu und wagt es fast, ihn einzusperren. Weil Wills Herz beim Staatsanwalt ist, wie er sagt? Wie auch immer, Will wird verachtet und ins Gefängnis geschickt, in der Hoffnung, dass dies ihn dazu zwingen wird, den Namen aufzugeben. Auf Macs Drängen haben sie eine schnelle, aber dennoch schöne Hochzeit (komplett mit «Ave Maria», für die Sorkin eine Vorliebe hat), kurz bevor er mit Handschellen gefesselt und weggeführt wird. We hadn’t known anything before about Mac’s religious affiliations, but we learn that not only would she appreciate a Catholic ceremony, we learn that arguing about religion with a cool priest who is willing to argue has apparently been a regular thing for Will.

The penultimate episode of the series, “Oh Shenandoah” is (among other things) Will in prison, working out his daddy issues once and for all. They expect that he’ll only be inside for a day or so, but 50-odd days later, Will isn’t giving up the source. He’s got a cellmate whose name we never get, but it’s Kevin Rankin playing possibly the best-written redneck of his career (he has played ALL the variations of that guy). Over the course of the episode, Will gets quietly called out on all his father issues by a guy who we don’t learn til the end is actually Will’s father, in the form of an hallucination common to guys in solitary confinement for a long time. Will’s cellmate wants to talk about all the things Will doesn’t want to talk to him about—women, smart people, abuse, and Will’s own Mission To Civilise. Will gets to be a hardass with this guy in ways he never got to be with his father as an adult. You have to wonder if some part of Will knows that the guy he’s talking to isn’t really there, and this makes it easier for Will to be the necessary hardass.

When Will gets out of prison, he is greeted by his wife and the awful news that Charlie has died of a heart attack. While Will was away, the new owner of the network and Charlie have been fighting nonstop over how the network should be run. Charlie fought the good fight and went down swinging, but the stress was too much, and he’s gone. The series finale (“What Kind of Day Has It Been,” another Sorkin Easter egg) is one I’m still trying to make my peace with. The rewatch it took to prep this article is, I think, the closest I’m going to get.

It’s not that it’s bad. Out of Sorkin’s four TV series, I don’t think any of them ended exactly the way he would have wanted them to (either they were cancelled, or he himself quit), and the result always feels a little too rushed and a little too tidy. He’s certainly keen to wrap everything up with a nice bow and as happy an ending as possible.

Using the same flashback structure as the West Wing episode “Two Cathedrals,” the episode bounces back and forth between Charlie’s funeral and the days immediately before and following Will’s outburst at Northwestern. For the first time, we get to see the Will that has only been talked about, the Will who did the puff pieces and got good ratings for being likable. We also learn that Mac is pregnant. The look on Will’s face when he learns he’s going to be a father is pure joy, with a healthy sprinkling of terror. Will is terrified of fathers, because he’s terrified of being like his own. At this point, he rationally knows he isn’t his dad, but when he’s going to be a father himself, it pokes the fear again. At this point, he’s confronted his father in the only way he’s able to (an hallucination would be a great therapeutic tool, if only we could summon them at, you should forgive the expression, will), and I think that he knows that with Mac at his side to produce, he will be able to be good at this.

Will broods in a young boy's bedroom, while Mac looks on from the doorway

I’ve always found the whole “That’s How I Got to Memphis” sequence a little precious. That said, I’m also always happy to watch Jeff Daniels sing and play guitar, so I don’t mind that it’s a little precious. It’s a nice send-off to the series, with everyone sitting around singing and smiling, and for Will, it’s him finally being able to say, “that’s how I got aquí, and I can do this and I’m not my dad.” And he has to do it in front of an audience, and that’s what makes it real for him.

According to the commentary, Aaron Sorkin was concerned that Jeff Daniels wouldn’t be able to play Will McAvoy for the simple reason that Jeff Daniels is too nice a guy in real life. Obviously, he’s a fantastic actor, so that shouldn’t have really been a concern. Even if Will’s character arc was influenced by the affability of the actor, I’ve always found Will’s journey to be genuine and understandable. Many critics of The Newsroom write Will off as simply a narcissistic jackass, but I encourage you to visit it again sometime. Will McAvoy may not hold a candle to Don Quixote (or to Charlie Skinner), but his fight is one worth watching.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *